Noticias de Interés

Reparación de un pinchazo en moto

30/04/2009 22:43

Reparación de un pinchazo en moto

Como usuarios de la vía pública, nos exponemos en cualquier momento a sufrir un pinchazo. Gracias a la tecnología, a excepción de las motos trail con ruedas de radios, el resto de las motos usan neumáticos tubeless o también llamados sin cámara, que evitan que podamos sufrir un reventón. Afinando un poco más, algunas marcas como BMW también usan ruedas tubeless en llantas de radios, pero no suele ser lo más común.

Si hemos tenido la mala fortuna de que un tornillo haya decidido hacer una casita en nuestra rueda y favorecer la huida del aire que tanto esfuerzo nos cuesta mantener guardadito dentro del neumático, podemos optar por tres métodos distintos para solventar el problema. A no ser que tengamos una Vespa, en cuyo caso, pondremos la rueda de repuesto, pero no creo que sea lo común.

La primera opción es solicitar los servicios de un taller móvil como el que os contábamos hace algunos meses. Con una simple llamada telefónica, podremos reanudar nuestra marcha sin más contratiempos.

La segunda opción es llevar con nosotros un kit de reparación de espuma como el de la foto. Su funcionamiento es bien sencillo: una vez agitado el bote unos segundos, conectaremos el tubo que trae a la propia válvula del neumático y vaciaremos el contenido del spray en el interior. Cerraremos el tapón y rodaremos durante unos kilómetros para favorecer que la espuma que hemos introducido se reparta de forma uniforme por el interior de la goma. Cuando llegue a la zona del agujero, la espuma lo taponará y endurecerá, permitiéndonos llegar hasta una gasolinera donde hincharemos el neumático hasta la presión recomendada por el fabricante, pues el aire contenido en el spray será el suficiente para rodar de forma lenta, pero no para hacer muchos kilómetros.

Una vez hinchada, nos podremos dirigir hasta un taller donde nos reparen la rueda. El kit no estropea el neumático en ningún caso. Solamente una vez desmontado, necesitará ser limpiado por dentro antes de volver a colocarlo.

La tercera opción y menos recomendable es usar un kit de reparación tipo “mecha”, en el que se introduce un trozo de caucho en el agujero después de haber sido saneado previamente con un punzón o similar. Incluso en algunos talleres se repara así la rueda, sin tener en cuenta que esta reparación es válida de forma temporal y además, estropea la carcasa del neumático.

Al introducir el punzón repetidas veces para conseguir una superficie uniforme en el pinchazo y permitir que el caucho que pegaremos se adhiera de mejor forma, estamos forzando los hilos de acero que forman la estructura de alambre de la carcasa. En ese punto crearemos una debilidad en la rueda, que con el paso de los kilómetros, puede repercutir en la estabilidad de la rueda. Incluso deberemos limitar la velocidad a 80 km/h porque la fuerza centrífuga puede hacer salir disparado el caucho, desinflándonos inmediatamente la rueda con el peligro de accidente que ello conlleva.

Honda sacará una motocicleta eléctrica en 2010

07/01/2009 20:07

Takeo Fukui, el CEO de Honda que nos presentaba el Insight Concept hace unos meses en París, ha confirmado en su discurso de fin de año los planes para comercializar una motocicleta eléctrica en 2010.

Este movimiento forma parte del plan de Honda para centrarse en vehículos con bajas emisiones, huyendo de modelos como el Honda/Acura NSX, plan cancelado en los últimos meses.

No se ha adelantado ningún detalle sobre su potencia o características. Por una parte, se comenta la posbilidad de un medio de transporte útil para países en vías de desarrollo como India, donde en el año 2005 se adquirieron cinco millones de motocicletas y ciclomotores.

Por otra parte no sería descabellado pensar en una moto deportiva, quizás no en 2010 pero sí en los años siguientes. La división de motos deportivas de Honda es una de las mejor vistas por los aficionados, y Honda podría aprovechar el desarrollo de la tecnología eléctrica para motos para sacar una deportiva.

Utilización segura de los neumáticos

30/12/2008 13:34

Anteriormente, hablábamos sobre todos los códigos que incorpora un neumático en su flanco y cuál es la forma correcta de interpretarlos. Pero al igual que al resto del vehículo, estos requieren un mínimo cuidado por nuestra parte para que durante toda su vida útil, siempre estén en las mejores condiciones.

Lo primero que debemos tener en cuenta es la presión. Un valor inadecuado será uno de los factores más determinantes en la seguridad de nuestro vehículo. Si esta es insuficiente, la cubierta sufrirá un desgaste mayor en los flancos que en el centro de la banda de rodadura, acortando su vida entre un 15 y un veinte por ciento. Además, perderemos precisión en la dirección y aumentará el consumo de combustible debido a un mayor rozamiento. Incluso podría facilitar la aparición de un reventón, pues el mayor rozamiento disminuirá la resistencia del neumático debido al calor y aumentará su presión.

Debemos por lo tanto comprobar la presión cada aproximadamente dos semanas, con un manómetro de uso propio (los de las gasolineras suelen funcionar como las escopetas de feria). Siempre mediremos la presión en frío. Además, en caliente, nunca reduciremos la presión del neumático, pues se producirá un posterior calentamiento cuando volvamos a rodar y una presión inadecuada. No debemos olvidarnos de la presión de la rueda de repuesto y por supuesto, no sobrepasar los indicadores de carga y velocidad máxima.

Los neumáticos que usemos siempre tendrán características iguales o superiores a las recomendadas por el fabricante del vehículo y nunca debemos mezclarlos en el mismo eje. Tanto el izquierdo como el derecho, deben ser del mismo fabricante, modelo y con un desgaste similar. Además, en caso de que queramos rotar los neumáticos para equilibrar el desgaste, nunca lo haremos en diagonal, pues produciremos tensiones en las ruedas acelerando su desgaste.

Debemos comprobar que el desgaste es uniforme. Un neumático que se deteriore más por una zona que por otra no trabajará correctamente y se deteriorará primero. Especial atención tendremos con los flancos, que debido a los roces con los bordillos, podría presentar grietas. Y por último, en vehículos de tracción delantera, debemos comprobar que los neumáticos traseros no presentan grietas en su banda de rodadura. Estas aparecerán con el tiempo debido a los cambios constantes de temperatura y a las inclemencias medioambientales. Deberemos sustituirlos inmediatamente, pues aunque apreciemos que el dibujo es suficiente, la goma estará cristalizada y el agarre se verá seriamente perjudicado.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7