circulación de peatones por la calzada o el arcén.

Como norma general, en vías interurbanas y travesias que no dispongan de zona peatonal los peatones transitarán por su izquierda.