auto escuela cesantes

Al transportar animales en el habitáculo, el conductor debe cuidar la adecuada colocación de éstos para que no interfieran en la conducción, llevándolos sujetos y/o situándolos en los asientos traseros, separados del conductor mediante dispositivos instalados al efecto, como redes, mallas, etc.

Debe impedirse, además, que saquen la cabeza por las ventanillas, llevándolas cerradas o sólo ligeramente abiertas.